Autocompasión

141015144030_mani_varie100-960x424

En palabras de Shauna Shapiro, Mindfulness y Compasión son dos olas de un mismo océano, dos movimientos que se complementan y se fortalecen mutuamente.

En este espacio compartiremos reflexiones sobre la práctica de mindfulness y la compasión, en especial la auto-compasión o la compasión dirigida hacia uno mismo.

La compasión en palabras del Dalai Lama es el deseo de que todos los seres sintientes estén libres de sufrimiento. o en palabras de Paul Gilbert, la compasión es la profunda conciencia del sufrimiento de uno mismo y de los otros seres vivientes, junto con el deseo y el esfuerzo de  aliviarlo.

Sobre la autocompasión Kristín Neff, docente de la Universidad de Austin-Texas e investigadora pionera en el área, ha señalado que la auto-compasión puede ser entendida como la habilidad de ser cálidos y comprensivos con nosotros mismos, en vez de criticarnos cuando estamos sufriendo (Neff, 2012). Es una alternativa de relación con uno mismo diferente a la autoestima y al auto-criticismo.

La auto-compasión (self-compassion) es una práctica y un constructo que tiene su origen en la psicología budista y que ha sido practicada y estudiada desde hace más de 2500 años, y sólo recientemente la psicología contemporánea ha empezado a manifestar un interés por incluirla en el ámbito clínico e investigativo.

De acuerdo a Germer & Siegel (2012) la compasión implica un sentimiento de bondad, cuidado y comprensión por las personas que sienten dolor, junto con el deseo emergente de aminorar su sufrimiento, destacándose un reconocimiento de compartir la condición humana, frágil e imperfecta.

Germer (2011) especifica que la auto-compasión implica darnos a nosotros mismos el mismo cuidado, consuelo y serenidad que de forma natural hacemos llegar a quienes queremos cuando están sufriendo, cuando fracasan o cuando se sienten inadecuados. Neff (2012) por su parte ha señalado que la auto-compasión implica ser cálidos y comprensivos con nosotros mismos, en vez de criticarnos cuando estamos sufriendo, cuando sentimos que hemos fallado o cuando nos sentimos incompetentes.

Neff (2012) ha señalado que la auto-compasión implica ser cálidos y comprensivos con nosotros mismos en vez de criticarnos cuando estamos sufriendo, cuando sentimos que hemos fallado o cuando nos sentimos incompetentes.

En los últimos años, el interés sobre la auto-compasión a ido en aumento, lo que se ha acompañado con un sostenido crecimiento en la investigación en torno al tema. Esto último se ilustra en aumento de artículos científicos que incluyen el término ‘self-compassión’ como título y como palabras claves.

grc3a1fico-papers-self-compassion-2003-2013

** Siéntete libre de utilizar estas referencias- Para mayor comodidad puedes descargar el gráfico en formato PDF en el siguiente link:

Gráfico papers self-compassion (2003-2013)

Para más informaciones sobre la práctica de Mindfulness y auto-compasión, puedes consultar en los siguientes sitios: